Calles de Segovia, mito vivo

La ciudad de Segovia ha sufrido grandes transformaciones urbanísticas. Tras la reconquista, Segovia ha evolucionado gozando de un gran esplendor, el cuál ha recabado en nuestros días.

Para hacernos una idea de lo que suponía vivir en Segovia a principios del s. XX. Mostraremos un mapa de Joaquín Odriozola (arquitecto municipal entre 1870 y 1913) y Grimaud de 1901.

plano-segovia-odriozola-1901-1

Ya entonces representaba una urbe. Este plano además, tiene un carácter exclusivo ya que es uno de los planos más antiguos que se conservan de gran calidad y por haberse tomado como base para establecer el Plan Especial de Áreas Históricas (PEAHIS), en el que hoy se rigen muchos inmuebles del casco antiguo.

Tras la muerte  de Odriozola, finaliza un período de profunda transformación en la imagen de la ciudad. Su labor la continuarían los arquitectos Francisco Javier Cabello Dodero y Benito de Castro, y entre 1914 y 1940, Segovia verá modificar su apariencia urbana y su arquitectura como culminación del desarrollo y los trabajos iniciados por Odriozola.

Así, se termina el ordenamiento de la Plaza Mayor y se acaban  las alineaciones iniciadas años antes; se consolidan las infraestructuras en materia de saneamiento (agua, alcantarillado) y alumbrado; y se plasma la tradición en los edificios de nueva construcción con estilos que recuerdan el pasado histórico y artístico de Segovia. Destacarán, asimismo, arquitectos como Casto Fernández Shaw, o Silvestre Manuel Pagola, este último arquitecto municipal de la ciudad entre 1922 y 1943. Se abre la actual y comercial Avenida Fernández Ladreda, en el Arrabal de San Millán; se crea la Plaza Oriental, al otro lado del Acueducto, tras el derribo del caserío que allí existía; se encauza y cubre el arroyo Clamores a su paso entre el Puente de Valdevilla y el de Sancti Spiritu, etc.

fdez-ladreda
Avenida de Fernández Ladreda en 1901

Ya en la segunda mitad del siglo XX, se produce un crecimiento urbano y se crean nuevos barrios residenciales para trabajadores, como el de San José Obrero y el Peñascal, así como viviendas sociales, como las de las colonias Varela y Pascual Marín. En 1962, se aprueba un Plan General de Ordenación Urbana a raíz del cual las nuevas edificaciones tendrán su desarrollo principal en altura, especialmente en las zonas en que la ciudad se expande. En 1972, se restaura el Acueducto, que volvería a ser intervenido entre 1992 y 1999 y que dio pie a las sucesivas rehabilitaciones que se han dado en distintos edificios monumentales de Segovia, como la Casa del Sello de Paños (2002-2003), el Plan Director de la Catedral (1999-2006), o el Real Ingenio de la Moneda (2006).

No obstante, podríamos resumir en 3 grandes cambios urbanísticos que representan el cambio del centro neurálgico de la ciudad: el soterramiento del río Clamores, la creación de la Avenida de Fernández Ladreda, la Calle Gascos y la Vía Roma.

Si intentáis buscar el río Clamores a lo largo y ancho de la ciudad, no os esforcéis, no es posible. En su origen, cruzaba emergido una gran parte de Segovia. El soterramiento se realizó en la primera mitad del sigo XX. A día de hoy solo podríamos tener alguna pista de su trazado por las calles de alférez provisional, calle de la independencia o calle buitrago.

Así, los cambios de la Avenida de Fernández Ladreda, hoy, Avenida del Acueducto, transformaron completamente su percepción en el centro histórico de Segovia. El ensanchamiento llevado a cabo fusionó lo que eran las calles de Perocota, San Clemente, la Plaza del Carmen y varias casas colindantes.

El objetivo del ensanchamiento era acortar las distancias cruzando el Acueducto Romano en vez de hacer un rodeo innecesario a la ciudad. En los años 80, un estudio determinó que el tráfico estaba dañándolo duramente, por lo que se cerró el acceso a los coches y se comenzó a peatonalizar la calle.

En el s. XIX los accesos al centro de la ciudad pasaban por la puerta de San Cebrián y la Calle Gascos. Se consideró uno de los callejones más emblemáticos y estrechos de toda la ciudad. Tenía menos de un metro de ancho. Con las mejoras en el acceso al barrio de San Lorenzo, la Vía Roma cobra mayor protagonismo, por lo que se derriban los edificios a ambos lados del callejón Gascos, lo que dio lugar a su desaparición.

callejongascos-675x1024
Callejón de Gascos

 

 

Segovia y sus calles

La calle de Los Espejos

Esta calle guarda esta denominación gracias a 7 espejos que se dice decoraban el exterior de una galaría en el palacio de Enrique IV, allá por el siglo XV, previo a la llegada de los Reyes Católicos a Segovia.

Según cuenta, en esa galería aguardaban encerrados unos leones que el rey mantenía como ocio alternativo. Si pasas por esta calle y hechas a volar la imaginación verás un edificio que da a 3 calles y quizás, solo quizás…percibas el rugir de sus fieras.

 

La calle Estiradores

¿Por qué esta denominación? Esta zona de Segovia era conocida por ser epicentro de todo tipo de artesanos y comerciantes. Los estiradores eran aquellos que ejercían la actividad de alargar los paños, profesión reconocida en el siglo XVIII, época de oro de la industria pañera segoviana.

La calle Gascos

Su procedencia es de lo más pintoresca. Su nombre proviene de los gascones franceses que venían de la región de Gascuña. Los gascones fueron quienes acompañaron a la famosa imafen de madera del Santísimo Cristo llegada desde Francia en una yegua hasta la iglesia de San Justo. Tras su extenso viaje, fue en esta calle donde reposaron y descansaron.

Calle Peñuelas

Se trata de una travesía, en su origen de tierra. Por deducción entendemos un conjunto de grandes piedras. Se encontraba en el lado que da hacia la calle Morenas y al cual se referían como “Las Peñas”.

Si quieres conocer el origen de otras calles de Segovia o tienes tu propia experiencia que contar, escribe en los comentarios, estaremos encantados con tu aportación.

 

Esta publicación está incluido contenido de referencia de:

  • El blog de Segovia Encendida
  • recuerdosdepandora.com/historia/segovia-en-1901/
  • unaventanadesdemadrid.com/otras-comunidades/

 

 

 

Anuncios

Casas con estilo Vol. I

Algunas veces cuando esperamos encontrar la casa de nuestros sueños el factor emocional es clave para la toma de decisión. Es cierto que por pedir…pero a veces no basta con cumplir una serie de requisitos como número de habitaciones o baños, sino que el impacto que genera la casa en tu retina. Somos capaces de enamorarnos de alguien sabiendo que ese alguien no es perfecto, motivados por características singulares que hacen que no veamos otra cosa.Eso es lo que ocurre cuando de repente visitas una casa con estilo y personalidad.

¿Qué es una vivienda con estilo?

Llamamos vivienda con estilo o personalidad a aquellas que nos ofrecen ciertos aspectos en su estética, bien por su entorno, su arquitectura o calidades con aire vintage. Esas que ofrecen un plus de calidez, de hogar habitado…no neutro e inmaculado como las viviendas minimalistas de estilo moderno que sería el lado totalmente opuesto.

En nuestra cartera de inmuebles tenemos algunas de las viviendas donde podemos reconocer a leguas esto de lo que os estoy hablando.

8910

Una vivienda singular es aquella que hace que su estética no sea compartida con nadie, algo exclusivo, algo único. En estos ejemplos comprobamos como un techo alto abuhardillado de madera con tragaluz recrea una atmósfera de encanto y calidez, una chimenea de mármol y elementos arquitectónicos decorando paredes, así como frescos con pinturas barrocas que enmarcan con las molduras de un estilo que perdura en el tiempo y no muere.

Ese encanto también se produce con un estilo rústico, observamos algunas escenas como hitos de paso de la vida, de su historia y por tanto, ofrecen ese plus de contexto histórico, sobre todo para la ciudad de Segovia, un enclave perfecto para recrear este tipo de inmuebles.

2

¿Qué representa el estilo?

Todos recordaremos los grandes spots de televisión de la mano de Ferrero Rochet donde una elegante Isabel Preysler bajaba una escalinata para reunirse en el hall de la entrada con sus invitados. Pues bien, eso representa el estilo. Al final, forma parte de un estilo de vida, escaleras de mármol, alfombras bien estudiadas, grandes ventanales…lo que conforman que una casa con formas tradicionales se la dote de ese glamour impuesto.

7

En otros casos, el estilo de vida viene marcado por el contexto. Y aquí tenemos el otro lado de la película: una casa de ensueño en un entorno natural idílico. Las notas de color la suman las montañas colindantes,  el cantar de los pájaros, arrullo del río y la brisa agitando los árboles.

6

En definitiva, el sueño de una noche de verano es posible. Solo hay que dejarse llevar disfrutando de lo que nos ofrecen cada uno de estos inmuebles, por su belleza, por su historia, por su calidez, por su personalidad…Estad atentos y poner el oído a punto porque algunas casas hablan, solo hay que saber escuchar 😉

Si te ha gustado este post y te interesa conocer más de alguno de estos inmuebles contacta con nosotros, si crees que alguien que conoces le puede interesa o te ha encantado …¡compártelo con el mundo!