Neuro Riqueza: El secreto de pensar en abundancia

El mundo global nos lleva a pensar que la libertad del individuo pasa por la libertad económica.

George Foster y Oscar Lewis han mantenido que hasta cierto punto, la cultura de la pobreza constituye una respuesta racional a unas condiciones objetivas de impotencia y pobreza. Pero también afirman que una vez surge, la cultura de la pobreza suele perpetuarse pasando de padres a hijos, con lo cual las nuevas generaciones no están psicológicamente preparadas para aprovechar todas las oportunidades de progreso que puedan aparecer en el transcurso de sus vidas.

Según Jürguen Klaric, considerado entre los 10 mercadólogos más influentes del mundo y escritor de dos best sellers de edición Planeta, nos habla del cambio que debemos dar de una mentalidad pobre (aquella que nos llega por herencia) a una mentalidad rica en una búsqueda por la prosperidad del individuo.

mente mediocre

El miedo al dinero

A veces las circunstancias de nuestra vida nos hacen identificar el dinero en experiencias negativas, lo que se traduce en un significado negativo para ti. En consecuencia, tu cerebro traduce las cosas por lo que significan, no por lo que valen. Es probable que conozcamos alguna persona decir:”el dinero es una mierda”. Cuando existen problemas de herencias, matrimonios rotos, negocios arruinados, etc.

Esta sensación negativa generada del dinero, hace que conformemos esa mentalidad de pobre. Finalmente construimos un parapeto que nos aisla de esa sensación y nos llenamos de excusas que confluyen hacia la falta de dinero. Por ejemplo, “no pude estudiar porque no tengo dinero”. El paradigma de los padres que decían si estudias, tendrás un buen trabajo y ganarás dinero. Hizo flaco favor a los nuevos jóvenes insertados en un mercado laboral mucho más competitivo.

Los mayores empresarios de éxito a nivel internacional como Amancio Ortega o Mark Zukenberg…no obtuvieron un título académico, por circunstancias no terminaron su carrera y abandonaron en búsqueda de la prosperidad. Por lo que las excusas nos llevan a conformar la mentalidad del miedo, la mente de pobre.

Cultura inconsciente genética

Según Klaric, la cultura generacional se transfiere por genética. El de dónde vienes, quién te tuvo y cómo te criaron sea parte de tu adn. Existe un estudio de gemelos separados al nacer llevados a familias con culturas diferentes, religión… y tras pasar los años, analizar el comportamiento de ambos y tener códigos idénticos a pesar de no estar unidos en sus años de crianza por cada uno de sus padres.

Cultura Adquirida

Se trata de aquella que conforma tu visión del mundo a través de los aspectos latentes en tu vida a través de:

  • Religión. Engrandece al pobre y acusa al rico. Se piensa que un pobre da todo lo que tiene y forma parte de su carácter de supervivencia. Lo que tienes, te vendrá del prójimo. Sin embargo, una mentalidad rica no espera nada de nadie, si quiere lo da y sino no. No hablamos de moralidad, ni lo que hace que uno se convierta en mejor o peor persona. Pero eso son los principios católicos sobre lo que se sustenta nuestra cultura.
  • Perceptos Culturales. La envidia. Una mentalidad pobre cree que si una persona tiene éxito o tiene muchos bienes algo malo habrá hecho. Narco seguro. No nos alegramos por el dinero de los demás. Te enseña que ser rico, es ser mala persona. En una cultura pobre decir que eres un ambicioso es un insulto, no es un halago. Sin embargo, en EEUU es un virtud, porque pertenecen a una cultura rica.
  • Perceptos Históricos

Si eres rico, hay desgracia. Nos remontamos a hechos pasados donde el dinero nos generó una mala experiencia.

  • Perceptos Sociales

Hay personas que les ha tocado la lotería varias veces, porque persiguen el dinero. Sin embargo, en 6 meses lo pierden. No creen en la libertad que te produce una buena vida, viven el hoy. Una mente de rico atrae la energía, vive tranquilo y es generoso cuando lo desea. No es aplaudido igual un rico que dona sumas de dinero enormes a una organización a un pobre que con sus ahorros decide colaborar con una causa. El rico socialmente está mal visto, no cae bien.

Aceptar lo que soy

El curso de neuro riqueza que nos ofrece Jurguen nos anuncia que el primer paso para cambiar la actitud es aceptar lo que soy. A partir de aquí nos muestra unas preguntas que nos debemos hacer para superar nuestra condición e ir hacia la mentalidad de abundancia.

  1. ¿Qué soy? ¿De dónde vengo? Asume tu identidad.
  2. ¿El dinero compra felicidad? Si tu respuesta primera es no, sigues pensando con mentalidad pobre. Todo empieza por uno. Complacer a tu familia con un viaje genial. Porque compras felicidad con dinero y consigues sonrisas, ilusión. No vamos al aspecto material, nos vamos a lo que significa al poder optar a cosas que con una mentalidad pobre tú solo limitas tu libertad.
  3. ¿Sientes admiración por una persona de éxito? ¿Piensas qué hizo él para estar ahí? Cree en el crecimiento personal y profesional.
  4. ¿Sino compartes era mala persona? La mentalidad pobre ha aprendido que compartir es lo que hay que hacer para sobrevivir por su cultura. Pero el millonario le da igual sino ofrece nada porque enseña a ser próspero en la vida. Cambiemos el significado de lo que vale, por lo que significa: amor, ayuda, liderazgo. Eso es  ser próspero.
  5. Piensa…¿cuándo el dinero te hizo daño? Hay algo más allá que el dinero. Arriesgar todo el dinero por un fin. Ganar un dinero y perderlo. Problemas por herencia. Cuando el dinero hace que una relación se tambalee.

Mientras más me deshago de mi mente pobre, más rico me hago en actitud, por lo que afrontaré las situaciones de la vida con otra visión. Esta es la premisa que nos queda…Y tú,

¿tienes mentalidad pobre o rica? ¿Crees que nuestra cultura está preparada para este cambio? ¿es posible que haya mentalidad pobre, hace que haya mentalidad rica (2 mundos)?

Comparte si te ha parecido interesante o déjanos tu opinión.

Anuncios